viernes, 19 de diciembre de 2008

Ximena Restrepo: una corredora colombiana de las mejores

Por: José Eduardo Rueda Enciso.

El atletismo olímpico femenino se inició en Amberes, 1928, con cinco pruebas (100 y 800 m planos, relevo de 4x100, salto de altura y lanzamiento de disco). Poco a poco las mujeres se han ido equiparando a los hombres, al punto que ya saltan garrocha y triple y corren el maratón, faltándoles sólo la más dura de las pruebas atléticas, los 3.000 m con obstáculos. Los 400 m planos para mujeres se programaron por primera vez en Tokio, 1964, y desde entonces han cautivado la atención de la prensa y el público: es una prueba de gran exigencia física, toda vez que en los últimos 80 m el o la atleta va corriendo con un alto déficit de oxígeno, pues en los 320 anteriores ha tenido que correr al cien por cien de su capacidad.

La primera participación colombiana en el atletismo femenino tuvo lugar en Munich, 1972, cuando Juana Mosquera y Elsy Rivas corrieron, la primera en los 100 y 200 m, logrando pasar en ambas pruebas a la segunda ronda eliminatoria, y la segunda, en los 400 m, resultando eliminada en la primera ronda. En Montreal 76, Moscú 80 y Los Angeles 84 no hubo representación femenina atlética, mientras que sí la hubo en Seúl 88, Barcelona 92 y Atlanta 96. Fue en tierras catalanas donde el deporte en general y el atletismo colombiano, masculino y femenino, cumplió su más importante actuación, con Ximena Restrepo Gaviria (Medellín, 1969), que logró ubicarse tercera, medalla de bronce, en los 400 m planos, con una excelente marca de 49 segundos 64 centésimas, que se convirtió en nueva marca suramericana y colombiana.

Ximena Restrepo se inició en el atletismo en 1982; de una familia acomodada económicamente, a diferencia de muchos de los deportistas colombianos de fama, no ha tenido que pasar penurias y no vio en el deporte la posibilidad de ascender socialmente. Luego de estudiar en un buen colegio de Medellín y comenzar sus estudios de comunicación social, fue a terminarlos en Nebraska, y tuvo la oportunidad de competir en los principales escenarios atléticos del mundo y codearse con la élite atlética mundial, para lo cual contó con el patrocinio de Postobón; estas condiciones y oportunidades, que muy pocos deportistas colombianos han tenido, ayudaron al éxito deportivo de Ximena Restrepo. Ella logró aprender a dominar los nervios, manejar la fama, las presiones de la prensa y sobre todo a conocer sus verdaderas potencialidades y deficiencias. Desde un principio fue entrenada por la atleta y licenciada Emperatriz González, quien la supo llevar desde campeona colegial y municipal hasta medallista olímpica y campeona departamental, nacional, bolivariana, suramericana, panamericana e iberoamericana, sexta en el mundial de Tokio (1991) y quinta en el de Stuttgart (1993); sin embargo, la falta de preparación en el manejo de atletas de alto rendimiento hizo que se malograra una verdadera figura del atletismo mundial, que muy posiblemente hubiera sido una gran corredora de 800 m y que en los Juegos Olímpicos de Atlanta tuvo que retirarse debido a una lesión. Enviado por Eduardo Sanfilippo

Tomado de:revista
(Bogotá - Colombia). Julio 2000.
No. 127

No hay comentarios:

translator, choose the flag of your country, and translated into your language


Traductor
| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

translator