lunes, 1 de septiembre de 2008

Desde argentina Ricardo Peixoto






Lo que sentimos quienes corremos

Venía pensando hoy mientras terminaba de correr algunas cuestiones que, a pesar de cómo titulé esto que pensé, no quisiera incluir en esto a todos los que corremos porque pueden coincidir o no con lo que les quiero comentar (y si coinciden mejor).
Algunas cosas han cambiado para quienes corremos y otras, decididamente NO.
Años atrás nos podíamos topar con algunos desubicados, que desde sus vehículos nos gritaran por ejemplo: “¡anda a laburar! (anda a trabajar)” o el consabido ¡MARICA! (en realidad el termino era otro…)Con respecto a lo primero ¿Cómo podía yo explicarle a ese señor que recién llegaba trabajar o estudiar más de 10 horas o que estaba a minutos de darme un ducha para ir a estudiar o trabajar? Todo mientras este caballero ve televisión o duerme. Y con respecto a lo segundo hubiera deseado que ese señor me otorgue en calidad de préstamo a su esposa o novia durante unos minutos, para ver si ella desearía volver a él. Pero eso ya paso era antes, hoy somos muchos más los que corremos (y eso es algo que también cambió) y una situación como esa ya es casi imposible.
Pero me quiero referir a lo que no cambió, que es la VOLUNTAD Y A LA NESECIDAD DE SEGUIR CORRIENDO. Algo que sabemos únicamente quiénes lo hacemos. Esas ganas que sacamos de alguna parte de nosotros para seguir y superarnos, porque creo que al fin y al cabo que de eso se trata: de SUPERARNOS a nosotros mismos. En las maratones sé que siempre uno quiere ganar, mejorar el tiempo y superar a otros (porque no admitirlo), pero en el fondo uno compite también, a diario en el entrenamiento, contra uno mismo, contra la holgazanería y la falta de voluntad de uno mismo, ¡y esa si que es una gran competencia que libramos seguido! Quien no ha pensado alguna vez (durante nuestras corridas) en medio del frío de la mañana o la noche, o del calor más abrazante: ¡¿Qué diablos estoy haciendo yo acá?! Pero las gratificaciones y el placer (parece contradictorio, no?) que sentimos al correr es difícil de que otros lo entiendan. De allí una típica frase que nos dicen es “vos si que estas loco” y eso es porque simplemente no lo interpretan. Y porque no probaron algo que esta al alcance de casi todo el mundo que quiera hacerlo. Y que repercute en beneficio de nuestra salud psíquica y física.
Querría solamente compartir con mis amigos y amigas anónimos de tantos parques, tantas plazas o calles donde nos cruzamos este Sentimiento.
ricardo
rickypeixoto@hotmail.com
Inicio

No hay comentarios:

translator, choose the flag of your country, and translated into your language


Traductor
| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

translator